Archive Page 2

20
Abr
10

El principio de una aventura

¿Quién no ha oído hablar de Nueva York? Al decir que iba a pasar una semana de mi vida allí, la frase más repetida era ¡qué envidia! o ¡será como si estuvieses dentro de una gran película! ¿Iba a ser sólo eso? ¿Tendría la gran manzana algo más que ofrecerme que lo típicamente conocido? Los días me dejarían comprobar que sí.

El mismo viaje en avión no deja de ser un tópico. Mentiría si no dijese que no tuve la mínima tentación de afirmar que colaboré con los nazis, era terrorista y tenía intención de matar al presidente en el formulario verde que debes cumplimentar para poder entrar. Sin embargo, por fin había cruzado el charco por primera vez y no iba a estropearlo.

Vuelo 6251 de Iberia destino John F. Kennedy con previsión de 8 horas de durada. ¿En qué invertir el tiempo? Entre comida y merienda tuve el placer de entablar conversación con una señora que pasó sentada a mi lado todo el trayecto y que hasta el momento no tenía el placer de conocer. Sin duda, era una buena ocasión para ir familiarizándose con la lengua internacional. Pude saber que volvía del lugar que la vio nacer – Egipto –, volvía a casa. Para esa señora cuyo nombre no recuerdo Nueva York era su hogar, y posiblemente debía conocer todos los lugares que yo miraba con expectación en mi guía antes de llegar. Si hubiese tomado la iniciativa (y mi inglés fuese mejor, también se ha de añadir) y le hubiese preguntado, posiblemente habría sido capaz de informarme mucho mejor de lo que podía hacerlo ese libro que tenía en las manos y en el cual había basado mis expectativas para los próximos días.

Esa mujer desconocida forma parte de mis recuerdos, de mi viaje. Sin saberlo ella, yo especulaba sobre su vida. ¿Estaría casada? ¿Tendría hijos? ¿A qué se dedicaba? En un principio pensé que era una señora peculiar, ya que insistía en ofrecerme un spray para limpiarme las manos cada vez que así lo desease. Supongo que mi cara extrañada por tal hecho de higiene le hizo pensar que quizás también me apetecía probar. Más tarde, cambié el adjetivo por el de precavida, ya que deduje que se debía a la prevención de la temida gripe A.

Sin embargo, no toda mi atención se centró en ella. Ya llegando a nuestro destino nos ofrecieron la segunda película del viaje. Se trataba de The Taking of Pelham 123, película que desarrollaba un secuestro de un tren de metro en pleno Nueva York. Sin duda, una forma curiosa por parte de la aerolínea de darnos la bienvenida.

Finalmente, y después de un vuelo que no pudo hacerse pesado por la emoción que suponía estar en ese avión, aterrizamos en tierras americanas. Me despedí con un “good luck” de la señora que pasó sentada a mi lado todo el trayecto y eché un último vistazo a esas personas que, como yo, se disponían a adentrarse en el sueño americano.

Mi aventura como neoyorkina comenzaba.

Anuncios
18
Abr
10

Let’s go, New York!

[Audio=”http://live.goear.com/sst2/mp3files/07122006/07316ab72a3396f2f40f2575b2240be8.mp3″%5D

Cuando se da lo inesperado, la sensación de incredulidad te invade. ¿Una semana en Nueva York? Parecía imposible.

Antes de emprender el viaje revisé la ciudad en ficción. Home alone 2: Lost in New York, Spiderman o The Devil wears Prada son algunos de los largometrajes filmados en  la capital del mundo que me esperaba, por no nombrar series de mi parrilla semanal como Gossip Girl o CSI: New York. ¿Realmente iba a pasar por las mismas calles que Blair Waldorf? Eso sí, sin el mismo glamour

Durante muchos años Nueva York ha pasado por mi cabeza. A veces se presentaba ansiosa, en ocasiones curiosa, o como una mera turista. Nueva York, el lugar del eterno deseo, finalmente se iba a presentar frente a mí. Tendría la oportunidad de comprobar si me sentiría extranjera en la ciudad donde nadie lo es, si me sentiría acogida en la ciudad que a todos acoge, si escucharía mi lengua en la ciudad donde todas se hablan.

11 de octubre, 2009. New York… there I go!

14
Abr
10

Que se preparen los hermanos Grimm…

La ministra de igualdad, Bibiana Aído, arremetió hace un par de días contra los viejos cuentos infantiles llevados a la gran pantalla por Walt Disney. En el ministerio se considera que esas historias infantiles, tales como La Bella Durmiente o Blancanieves y los Siete Enanitos, suelen estar llenos de estereotipos no igualitarios. El problema radica en cómo las mencionadas historias “colocan a las mujeres y a las niñas en una situación pasiva, en la que el protagonista, generalmente masculino, tiene que realizar diversas actividades para salvarla”. La miembra del Gobierno quiere eliminar las referencias de los cuentos populares de toda la vida para sustituirlos por cuentos actuales.

La visión de los típicos cuentos populares mostraba la realidad que se vivía en el momento. Años atrás en los que la igualdad no estaba tan a la orden del día no habría tenido mucho sentido explicar una historia diferente. Los hermanos Grimm o Hans Christian Andersen entre otros no hicieron otra cosa que representar la cultura europea del momento.

Si alguien considera que puede ser afectado negativamente, que no los vea. Ahora bien, considero que se intentan mostrar otros muchos valores aceptados como buenos, como la amistad, el sacrificio o la bondad. Consiste en crearse una opinión después de tener consciencia de esos cuentos y saber decidir qué es bueno para formarse como persona y qué no lo es.

Cierto es que en la infancia se adquieren muchos conocimientos, que se toma ejemplo de lo que se ve. Ahora bien, la familia debe tomar una postura responsable. Leer estos cuentos o ver esas películas y entenderlos para luego explicar al niño porque los modelos que transmiten no son válidos en la actualidad. La educación vuelve a tener un papel muy importante.

Fomentar la igualdad entre niños y niñas es uno de los objetivos principales de la sociedad actual, y para ello han elaborado una guía que plantea entre otras esta cuestión. El manual Educando en Igualdad propone rechazar los cuentos y películas clásicas por sus estereotipos, alejarse del los príncipes azules y las medias naranjas porque, según recoge el texto,”si os paráis un momento a pensar, la media naranja implica que somos seres a medias o inacabados hasta que no encontramos una pareja que nos complemente, que dé sentido a nuestra vida”. Extremos.

Como se suele decir, ni tanto ni tan calvo…

18
Mar
10

Telebasura llevada al extremo

La Sexta ha demostrado tener muy poca vergüenza. Es conocido por todos que trata a algunas de sus presentadoras bien agraciadas como meros cachos carne, no es novedad. La situación ahora se ha excedido cuando esta cadena no ha dudado al preparar un capítulo de su programa Generación Ni-Ni que se sale de los parámetros normales. Los contenidos se han retirado y ya no se pueden ver en Youtube, pero el video es fácil de resumir: un par de chicos ni-nis le daban “pollazos” en la cara a una de las chicas. En esta noticia, si es que se le puede llamar así, considero que hay varios aspectos importantes a comentar.

En primer lugar, cabe preguntarse porque esto ha salido a la luz sin ningún pudor. La premisa justificativa puede ser que se trata de un hecho real, que ha pasado en un tiempo con unos actores concretos. Sin embargo, el concepto real es un tanto ambiguo ya que no es una situación que una persona pueda ver por las vías normales diariamente. Más allá de que se trate un hecho escandalizante o no (en el momento actual… ya nada escandaliza), se muestran una serie de contenidos que quizás deberían de ser controlados de alguna forma. La situación ya sobrepasa a la telebasura.

Por otro lado, es muy preocupante la actuación de todos los implicados. Los participantes masculinos por tener dichas ocurrencias, por reírse mientras lo llevaban a cabo y nuevamente después viendo el video. Las chicas por entrar al juego, ya que en ningún momento se escucha alguna negativa rotunda. Y por último, las personas que están detrás de las cámaras. ¿Cómo es que nadie hizo nada por evitarlo? ¿Por qué nadie se puso en medio o hizo algún comentario al respecto más allá de una simple carcajada?

La vergüenza no tiene límites, ya nada tiene sentido.

12
Mar
10

Sobre inventar identidades

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, ha confesado que tiene un perfil falso en la red social Tuenti para controlar a sus hijos. Además, ha animado a otros padres a hacer lo mismo durante una conferencia en la que ha alertado de los peligros del uso de Internet. Alega que no se viola la intimidad de nadie ya que son los propios chicos quienes aceptan que pueda acceder a su perfil.

Es de suponer que todo padre quiere saber qué hacen sus hijos, tenerlos mínimamente controlados para poder estar más tranquilos. Son tantas las cosas que se ven últimamente… No se ha de dejar de lado, además, que cada vez suele ser más utópica la idea de una buena relación basada en la sinceridad y en la conversación. Todo adolescente, por regla general, ha hecho alguna vez algo a espaldas de sus padres.  La mayoría de estos optan por intentar este acto de conversar y si se obtiene un resultado negativo, la resignación. Sin embargo, Canalda ha preferido llevar a cabo prácticas ilícitas para intentar controlar a sus hijos, ya que ha inventado una identidad falsa. Ciertamente no se viola ninguna intimidad porque es el propio usuario quien acepta, el problema está en que está aceptando a una persona que no es quien dice ser, y que esta persona es el Defensor del Menor. Una buena educación debe dotar al niño de las estrategias necesarias para tener una actitud responsable, y si sus hijos las han recibido es de suponer que no harán un mal uso de las redes sociales y, por tanto, es innecesaria la invención de una identidad.

Por otro lado, es probable que Canalda no tenga únicamente la intención de espiar y controlar a sus hijos, sino demostrarles lo fácil que una persona puede acceder a su información con su consentimiento. Todo tendrá sentido si más tarde les cuenta la verdad y les alerta sobre los peligros a los que están expuestos si no hacen un buen uso de Internet.

Con todo, no tengo claro si la actuación de Canalda me parece apropiada o no. Para proteger a tu hijo todo vale, pero más valdría educarlos abiertamente y no a escondidas.

08
Mar
10

Para que mañana siga importando

 

Feliz Día Internacional de la Mujer trabajadora, pero no hoy, sino todos los días del año.  ¿Acaso nadie se acordará mañana? ¿Dejará de tener la misma importancia esa mujer que tiene que trabajar el doble para conseguir la mitad?

Sin embargo, no acabo de entender el porqué de tener un día dedicado especialmente a esta causa. No hay que reivindicar los derechos de la mujer, sino una sociedad igualitaria. La mujer no merece unos derechos por ser mujer, sino por ser una persona más.

El género femenino lo tiene claro, es con la sociedad como conjunto con quien se debe trabajar ahora.

05
Mar
10

Se busca concienciación respecto al maltrato animal. Interesados preguntar aquí

Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, quiere declarar las corridas de toros como bien de interés cultural. Todo lo tradicional se suele asociar con la cultura arraigada de una nación, con los elementos característicos de los que todos nos debemos sentir orgullosos ya que con ellos se nos identifica más allá de la frontera. El problema se produce cuando una parte de la población no se siente orgullosa de esta identificación por hacer referencia a prácticas abominables.

¿Qué tipo de bien cultural provoca esta fiesta para que se considere patrimonio cultural? No puedo concebir que el daño producido a un animal, en este caso un toro, quepa dentro de una persona con sentido común. ¿Por qué mantener con vida una tradición violenta hacia un ser vivo?

No consiste en una prohibición por ley, sino en una evolución. Si las plazas de toros estuviesen vacías no habría esta polémica. Si no hubiese seguidores, fans acérrimos que valoran el valor que hay que tener para colocarse delante de un toro, esta discusión no se daría.

El ser tradicional no significa ser bueno. Emulando al filósofo Jesús Mosterín en su comparecencia parlamentaria el pasado miércoles, la ablación del clítoris en ciertos países africanos ha tenido o tiene un carácter tradicional y no por ello es considerado como una práctica favorable. Si se ha podido evolucionar en otros aspectos, si ya no se contempla la guillotina o la hoguera como métodos de castigo, también llegará el día en que todos considerarán que el maltrato animal no es correcto y no se puede identificar con la cultura.

Según Aguirre, “los toros son un arte y merecen estar bien protegidos”. Me parece perfecto si esto significa el dejar de torturarlos.




noviembre 2017
L M X J V S D
« Abr    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Anteriormente